¿Puede la depresión causar anorgasmia?

La depresión influye negativamente en nuestra sexualidad, por lo general, cuando estamos deprimidos nuestros deseos de tener relaciones sexuales están inhibidos.

Aunque nos parezca que las emociones y el sexo son cosas diferentes que no tienen que ver una con la otra, la realidad es que están estrechamente ligadas, nuestras respuestas sexuales son un reflejo de como nos sentimos con nosotros mismos y con nuestra relación de pareja.

La falta de deseo es una alteración en la etapa del “deseo”, o de excitación,  simplemente no me apetece o no quiero tener relaciones sexuales. La depresión es una de sus causas, pero puede ocasionarse también por cansancio, preocupaciones, ansiedad, anemia, dificultades de relación de pareja, dificultades a nivel personal, con nuestro esquema corporal o nuestra autoestima, inhibiciones o represiones sexuales, experiencias traumáticas a nivel sexual, entre otras cosas.

En este orden de ideas, la depresión no causa la anorgasmia, pero la anorgasmia, si que nos puede causar depresión. Por que cuando continuamente quedamos con la sensación de no haber terminado, o de quedar iniciadas, de no haber conseguido el orgasmo, van creando resentimientos que poco a poco van resquebrajando nuestra relación de pareja, generando sentimientos de inseguridad, problemas con nuestra autoestima, sentimientos de tristeza, de instisfacción personal y de pareja que pueden poco a poco llevarnos a sentirnos deprimidos.

Tener una vida sexual adecuada, y satisfactoria,  tener la posibilidad de dar y recibir placer, de llegar al orgasmo, implica poder concentrarnos en nuestra relación sexual, en nuestros sentimientos y entregarnos a ellos, para que esto ocurra debemos sentirnos bien con nosotros mismos, con nuestra pareja y con nuestra relación de pareja.

Cuando nos sentimos deprimidos, es importante poder analizar las causas que me llevan a ello, para poder enfrentarlas y solucionarla.

La depresión no tiene por que ser una constante en mi vida, ni ser la forma como vivo mi vida. Cuando estoy mal conmigo mismo, se refleja en todas las áreas de mi vida.

Tanto la anorgasmia, como la depresión, pueden solucionarse.

Deja un comentario