La anorgasmia y la visión negativa de los genitales femeninos

¿La anorgasmia depende de las ideas que nos hemos formado acerca de nuestros genitales?
 
A lo largo de mi búsqueda de bibliografía complementaria acerca del orgasmo y la anorgasmia, me encontré con un artículo que llamó mucho mi atención, y es aquel que cita el lic Rubén Campero y que fue publicado en la revista Bienestar, año 1 # 2 del año 2006.

En  su artículo “lo que está entre las piernas” plantea que los genitales de la mujer, son vistos desde la posibilidad interna de tener niños y procrear la especie, pero que de la parte externa de ellos “la vulva” poco o nada se habla, partiendo incluso de una negación de los órganos genitales de la mujer, en el sentido en que  se afirma que el hombre tiene un pene o falo y la mujer no.

Sus genitales son planteados entonces en  base a una carencia, algo que le falta, y con esa concepción al igual que con el hecho que muchas veces se habla de los genitales como la cola, cosa que está asociada al ano, y con  la “caca” y por consiguiente con lo sucio, la mujer debe hacerse un esquema mental corporal.

Afirma que la anatomía sexual femenina está definida en base a la masculina y para corroborarlo cita el hecho que un hombre al tener relaciones por primera vez con ella, y romper el himen, dice que la hizo “suya” cosa que no ocurre en el caso contrario.

Concluye su planteamiento diciendo que las consecuencias de esta negación de la vulva en la vida de la mujer produce desde el rechazo por los genitales, incapacidad de mirase los genitales ante un espejo, o al hacerlo sentir “asco”, dificultades con la masturbación, entre otras cosas.

Su postura me parece interesante, puesto que nos explica cómo construir nuestra imagen entorno a una carencia, sin hablar de lo que está entre nuestras piernas hace que tengamos dificultades ante ello.

Si vemos o asociamos nuestra sexualidad con  una carencia o con algo “sucio” o malo, es muy difícil que podamos tener una actitud positiva ante nuestra desnudez, nuestra sexualidad y por ende estaría muy relacionado con la anorgasmia.

La aceptación de nuestro cuerpo, hace parte de nuestra autoestima, y de la forma como nos vemos a nosotras mismas.

Tener una actitud negativa en cuanto a nuestros órganos sexuales nos puede llevar a la anorgasmia, no permitiéndonos tener una actitud positiva frente al placer, la sexualidad y la capacidad de disfrutar plenamente de nuestros orgasmos.

Lo que es un hecho, es que tenemos que trabajar para tener una sexualidad sana y saludable con una aceptación de nuestros órganos genitales, teniendo una imagen positiva de ellos no solamente en cuanto a su función reproductiva, sino como órganos que nos proporcionan placer, donde los mitos acerca de nuestra sexualidad deban quedar en un segundo plano, para permitirnos disfrutar de nuestra propia sexualidad y de la satisfacción de nuestros deseos sexuales que no solo nos acompañan a lo largo de nuestra vida sino que son indispensables para una vida plena.

1 comentario en «La anorgasmia y la visión negativa de los genitales femeninos»

Deja un comentario