Mi pareja dice que es un objeto sexual

Tengo un inconveniente, llevo con mi pareja un año y siempre se queja y me dice que se siente que es un objeto sexual. Es cierto que a mi ella me encanta y la deseo sexualmente, pero no puedo comprender por que ella se siente de esta manera. ¿Qué puedo hacer para que sea diferente?

En no pocas ocasiones me encuentro con situaciones en que los hombres me afirman que su pareja les dice que es un objeto sexual. Muchos  no entienden por que ella se expresa y se siente de esta manera,y mucho menos como evitarlo. En  muchos de estos casos la mujer tampoco puede explicarle que es lo que espera o que necesitaría para no sentirse de esta manera.

En algunos otros dicen que él no se conecta con sus necesidades afectivas. Y no lejos están de ello,por que en realidad lo que ocurre es que la mujer siente que es objeto de la descarga sexual masculina, que solo él en realidad se complace con las relaciones sexuales mientras que ella queda con la sensación de insatisfacción, o que él no tiene en cuenta sus tiempos.

La mujer necesita afecto, sentirse querida y apoyada,que le expresan afecto no solo a través de la relación sexual, sino antes y después de ella.

Es importante que tengas con ella muestras de afecto y cariño, las caricias durante los juegos previos no solo deben tener una finalidad claramente sexual, no deben estar directamente enfocadas   a la vagina y a los senos, sino que deben ser por todo el cuerpo. Recuerda que la piel es la zona erótica más grande que tenemos y que las caricias sensuales que puedas darle no solo las disfrutar;a ella, sino que envolverán la relación en un clima de sensualidad y erotismo que beneficiará no solo el momento específico de la relación sexual, sino la relación de pareja en general y dejará las puertas abiertas para una futuro encuentro sexual.

Las relaciones sexuales van mucho más allá de la sola penetración y la descarga de la tensión sexual. Crear un clima adecuado donde ambos puedan disfrutar, renovará la relación sexual. Si puedes tener muestras afectivas, incluso después de terminar el acto sexual en vez que te des la vuelta inmediatamente para dormirte, o levantarte al baño o a comer algo, harán para para ella que la relación sea diferente, y cambiarán aunque no creas, y en vez de sentirse como un objeto sexual, ella se sentirá amada y deseada.

Deja un comentario