Prevenir la anorgasmia

¿Se puede prevenir la anorgasmia? No se si la pregunta adecuada sea prevenir la anorgasmia,  o evitar la anorgasmia,  pienso que  más allá de ello, debemos  aprender a ver nuestra sexualidad como algo natural  y placentero que forma parte de nuestra vida.

La anorgasmia no es una enfermedad, es una dificultad para alcanzar o conseguir el orgasmo que puede ser multicausada, y que tiene que ver con la respuesta que tenemos ante los estímulos sexuales.

Evitarla, prevenirla o afrontarla tiene que ver con podernos hacer cargo y responsabilizarnos de nuestra propia sexualidad, con tener una información adecuada acerca de nuestra sexualidad y lo que podemos esperar de ella.

Con el conocimiento de nuestro cuerpo, de aquello que nos gusta, y como nos sentimos frente a él.  Con el entender que la sexualidad femenina no es igual a la masculina, con aceptar que tenemos deseos sexuales y que son tan necesarios en nuestra vida como comer, dormir o beber.

Es sin duda, el poder asumir nuestra sexualidad desde otra perspectiva, conectándonos con nuestros deseos y necesidades, sin estereotipos o tabúes que nos impidan disfrutar o gozar sanamente del placer.

Es permitirnos  identificar donde está la dificultad, que es lo que nos impide disfrutar, para poder enfrentarlo, buscar la alternativa adecuada y resolverlo. Te eso, entre otras cosas, es de lo que te hablo el libro Adiós Anorgasmia.

Deja un comentario