Resequedad vaginal

Hola, mi nombre es Silvia, tengo 35 años y desde hace algún tiempo no me siento muy motivada a tener relaciones sexuales con mi pareja, siento además mucha resequedad vaginal, y cuando me penetra me duele, no logro concentrarme, mi pareja se ofende, pierde la motivación y se le baja la erección, nuestras relaciones sexuales se han vuelto un martirio,  no quiero ni saber de tener relaciones sexuales y él me dice que tengo anorgasmia.

Hola Silvia, lo importante es que podamos determinar a que se debe la resequedad vaginal, podemos encontrarnos con situaciones en las que nuestras hormonas hayan bajado y nos ocasionen tal resequedad, o se deban a cierto tipo de infecciones, por lo cual es muy importante acudir a un ginecólogo para que nos haga los exámenes de rutina y pueda determinar las causas y su tratamiento.

Existe además la posibilidad de que la resequedad vaginal sea consecuencia de que no te sientes excitada, o que no sientes deseos de tener relaciones sexuales. Recordemos que la lubricación es la respuesta sexual que presenta la mujer cuando está excitada, cuando hay ausencia de lubricación, la penetración puede llegar a ser dolorosa, y como bien lo dices un factor desmotivante para ambos, que se lleva más allá de la propia relación y se convierta en un estímulo negativo para las próximas.

Cuando no logramos excitarnos, no podemos estar concentradas en las sensaciones placenteras que nos producen las relaciones sexuales, y en este caso, se te han vuelto un estímulo negativo, por lo cual no puedes llegar al orgasmo, motivo por el cual tu pareja te dice tienes anorgasmia.

Lo importante en esto es no buscar un “culpable” y  más allá de tener o no anorgasmia, o de tener problemas de resequedad vaginal, lo que hay que hacer es sino encontrar que es lo que está pasando y solucionarlo. Muchas veces la falta de deseo obedece a problemas de relación de pareja, o con nosotros mismos, o a la forma como vemos o manejamos nuestra sexualidad.  Cuando las cosas en nuestra relación de pareja no funcionan como debieran nuestras relaciones sexuales se afectan.

Si las relaciones sexuales no te motivan hay que encontrar el porque, y cuando estén en medio de ellas, lo principal es que traten de disfrutar del momento, para acariciarse, para las caricias íntimas, y todos esos juegos previos e íntimos que enriquecen la relación sexual.

Como conclusión podría decirte que la resequedad vaginal puede  impedirte que llegues al orgasmo, por lo que este es la fase final de la tensión sexual, que empieza con el deseo o la excitación, pero no quiere decir que seas anorgásmica.

Deja un comentario